Vitaminas y minerales para una piel sana

Todos queremos vernos lo mejor posible. La piel sana nos hace parecer más jóvenes y nos hace sentir mucho mejor. Además de los beneficios de los cosméticos para una piel sana hay otros beneficios saludables que podemos considerar. Nuestra piel se diseñó para ser una barrera protectora en contra de las bacterias, virus y otros contaminantes no puedan ingresar a nuestro cuerpo. Comer sano es un gran comienzo para mantener la piel saludable, pero la adición de vitaminas y suplementos minerales actúan como un buen seguro.

Las vitaminas antioxidantes, como son las vitaminas A, C y E son importantes para una piel sana porque estas vitaminas controlan el daño que producen los radicales libres y de los contaminantes ambientales. El colágeno y la elastina, que son las fibras que integran la piel, son dañadas por estos radicales libres. Por este daño comienza a producirse las arrugas y la falta de elasticidad juvenil. La vitamina C es esencial en la producción de colágeno. Estudios recientes incluso han encontrado que la combinación de Vitaminas C y E puede ser utilizado para ayudar a reparar la piel dañada por el sol.

Las pequeñas deficiencias de vitamina A puede afectar a la salud y la belleza de la piel. Además de sus propiedades antioxidantes, la vitamina A ayuda a eliminar la sequedad y descamación de la piel. Esta sequedad hace que las líneas y arrugas en la piel aún sea más evidente que la piel que se hidrata.

El uso principal de vitamina A, aunque es como un tratamiento tópico para la reducción de líneas y arrugas y ha sido probado que es efectivo contra el acné severo. Estudios recientes han encontrado tratamientos para la piel que incluyen la combinación de la vitamina A y C puede en algunos casos, revertir el daño causado por el envejecimiento y el sol.

Las deficiencias de vitamina B puede conducir a la rotura, hemorragia e incluso lesiones en la piel. Estas lesiones pueden ser peligrosas porque pueden permitir que las bacterias, virus y otros contaminantes entren al cuerpo por la piel. Incluso un poco de falta de vitamina B puede dejar la piel en escamosa y con una mal textura. Las cremas hechas con la vitamina B hidratan la piel, dejándola más firme y saludable.

Si tienes ojeras, la vitamina K te puede ayudar. Algunos estudios realizados afirman que las cremas con la vitamina K y vitamina A son más eficaces que los realizados con la vitamina K, pero la investigación sigue en curso sobre esta combinación.

Los minerales como el selenio, cobre y zinc también se han encontrado para mejorar el aspecto y la salud de la piel. El selenio puede ser utilizado como un tratamiento tópico o un suplemento dietético en un esfuerzo por prevenir el cáncer de piel. Mientras que el zinc, el cobre y la adición de vitamina C, mantienen tu piel sana y firme con la formación de elastina.

Usados correctamente, siguiendo las directrices estándar, las vitaminas y minerales pueden ser una gran manera de mantener una piel joven y saludable. La clave es reconocer que sustancias se deben ingerir y  tener cuidado de usar la dosis adecuada. Si no se siguen las directrices podría resultar no beneficioso teniendo así efectos secundarios graves.

ESCRIBE UN COMENTARIO