Tratamiento para el acné

El acné es una palabra  muy odiada, sobre todo en los jóvenes ya que en su mayoría son los que más la sufren, pero nadie esta libre de padecerlo.

¿Qué es el acné?

El acné es una infección cutánea que es la que nos causa los molestos granos  o barritos. Esto incluye comedones cerrados, espinillas negras y parches rojos e inflamados de la piel.

¿Cuándo podemos padecer acné?

  • Podemos distinguir que tenemos acné, porque se presentarán en la piel unos bultitos. Esto sucede cuando los orificios de la pie se taponan. Es decir, cuando un poro se tapa, nos sale un grano.
  • Cada poro tiene acceso a un cabello y a una glándula sebácea. Esta glándula segrega un aceite, que es el encargado de ayudar a eliminar células viejas y nos ayuda a mantener una piel suave. Cuando esta glándula segrega demasiado aceite, los poros se empiezan a obstruir dando paso a  que se acumule gran cantidad de suciedad, células muertas o bacterias. Entonces es cuando se forma un tapón.
  • Si la parte que sobresale del tapón es blanca, se denomina acné miliar.Este tipo de acné es abultado y blando se causa por una acumulación de grasa en la piel.
  • Si la parte que sobresale es negra, se llama espinilla negra. Este tipo de acné es pequeño y oscuro, y se forma porque  se crea un tapón en el folículo.
  • Si este tapón se rompiese, estaríamos expuestos a que se hinchara y se volviese rojo durante un tiempo.
  • Si nuestro acné es muy profundo se vuelve  más peligroso, ya que cabe la posibilidad de que aparezca un quiste. Este también es un tipo de acné que se llama acné quístico. Se reconoce por ser una cavidad que está cerrada y puede estar llena de aire o de pus.
  • Tres de cada 4 adolescentes sufre en algún momento problemas de acné. Incluso los bebés pueden sufrirla.
  • Muchas veces los problemas de acné son hereditarios, aunque en gran medida se debe a cambios hormonales ya que estos pueden provocar que la piel se vuelva más grasa.
  • Muchas veces también está presente durante la menstruación o el embarazo.
  • Ningún tipo de investigación ha rebelado que el chocolate o algún alimento que sea graso favorezca la aparición de estos.

¿Qué cuidados personales se deben tener ?

Lavar la cara a diario con algún jabón que no nos reseque la piel, se debe quitar toda la suciedad o restos de maquillaje, para que la piel pueda respirar correctamente. Intente no restregar mucho por la misma zona.

Debe larvarse el cabello todos los días con un champú que no sea graso, ya que eso favorecería la aparición. Intente tener el pelo fuera de la cara.

No hay que intentar quitarse los granos, si lo hacemos podrían quedarnos marcas por toda la cara y la cicatrización será mucho más lenta.

  • Evite usar bandas para la cabeza, gorras de béisbol y otros sombreros apretados.
  • Evite tocarse la cara con las manos o los dedos.
  • Evite las cremas o cosméticos grasosos. Retire el maquillaje en las noches. Los productos no comedogénicos han sido probados y se ha comprobado que no taponan los poros ni causan acné.

Si ve que después de seguir estos consejos, sigue sin ver resultados, pruebe con los tratamientos que hay en el mercado hoy en día. Estos productos matan las bacterias y  regulan el exceso de aceite en la piel.

El acné desaparece una vez que pasemos los primeros años de la adolescencia, aunque en algunos casos ha durado mucho más. Con un tratamento médico, esta enfermedad debe mejorar de 6 a 8 semanas.

Es sano para los jóvenes, que reciban tratamiento médico para que no aumente, ya que es causa de depresión en muchos adolescentes.

ESCRIBE UN COMENTARIO