Sobre la vista, ojos, gafas y quedarse ciego

¡Qué difícil es darle titulo a este artículo! que aunque lo que vaya a escribir no me resulte complicado de escribir (ni para vosotros de entender) encontrar un título adecuado sí lo es ¿por qué? Pues porque no es fácil dar con dar con tres o cuatro palabras que sean adecuadas -y suficientes- a la hora de dar a entender algo tan IMPORTANTE como es nuestra vista, nuestros ojos, el poder ver, nuestra visión -como queráis llamarlo- pero al fin y al cabo nuestra visión del mundo y posiblemente -al menos para mi- el bien más preciado de nuestro cuerpo después del órgano corazón

Con todos los respetos hacías las personas que están ciegas y son invidentes, uno sin tener sus ojos no tiene casi vida. Así es, y sé de lo que hablo, porque mi padre se quedó ciego a los 60 años por una operación láser mal hecha y desde entonces he tenido que convivir con el y ayudarle más que nunca teniendo que haber rechazado y sacrificado mucho de mi vida tanto personal como profesional. No es lo mismo una persona que nace ciega, que una que se queda ciega por un accidente. Tampoco es lo mismo alguien que se queda ciego con 20 años, que alguien anciano que ya de por sí sufre de más enfermedades propias de la edad -y le es más difícil acostumbrarse- casi que imposible…

No poder ver nada, no poder hacer nada por uno mismo -cosas que antes sí podías hacer-, dejar de poder ver la televisión, leer una carta, o algo tan sencillo como saber que estas comiendo al ni poder ver el plato que tienes delante tuya en la mesa. Sentirte como un patoso -y un tonto- por tirar cosas al pasar, romper cosas, sentir que eres un estorbo… es uno de los peores sentimientos que una persona ya adulta puede tener. Yo se todo lo que es eso, y por ello me gustaría concienciar a la gente de lo importante que es cuidarse la vista. Quedarse ciego así porque así es algo raro, normalmente tienes que sufrir un accidente y bastante fuerte, o con bastante mala suerte como para haberte dañado los ojos, o ocurrir como le pasó a mi padre: una mala operación de la vista. Y esto también será cosa de la mala suerte tuya y la del doctor ese día, porque aunque vayáis a una buena clínica oftalmológica y os hagan una operación con el mejor láser... os puede pasar igual…

Seguro que muchos de pequeños y niños teníamos que ponernos gafas pero nos la quitábamos porque nos sentíamos ridículos, -yo me incluyo, confieso- pero sin duda es lo peor que hemos podido haber hecho, ya que por esa gracia tonta ahora quizás con 20 o 30 años podríamos ver un poco mejor de lo que vemos. Si necesitamos usar gafas o lentes y NO hacemos uso de ellas lo único que conseguiremos será aumentar el problema; disminuir nuestra visión. HAY QUE LLEVAR GAFAS y HAY QUE IR AL OFTALMÓLOGO.

Hoy en día ponerse gafas ya es algo normal, incluso mucha gente se las llega a poner por moda, y tan de por moda que muchos “raritos” se las ponen sin cristales, solo la montura de plástico como si fuera algún tipo de accesorio de moda (…)
Yo por mi parte sufro de miopía como mucha gente, puedo ver bien sin gafas (de cerca) pero de lejos no veo nada… pero no me molesta llevar gafas. Tengo un modelo parecido al de la chica con gafas de la foto, clásicas, las RayBan Wayfarer, y de momento me quedaré así, tengo miedo a operarme los ojos de (operación láser miopía) y creo que es lo más normal del mundo después de haber visto como unos médicos dejaron ciego a mi pobre padre a sus 60 años de edad. Lo peor de todo es que el veía bien, sólo quería ver mejor… …ya veis como es la vida…

ESCRIBE UN COMENTARIO