Síntomas y tratamientos de la Candidiasis

La candidiasis es una infección producida por un hongo llamado cándida (levadura) , de las cuales la Candida albicans es la más común. La candidiasis abarca un grupo de infecciones que van desde las superficiales, tales como la candidiasis oral y vaginitis, hasta las sistémicas y potencialmente mortales.
La Cándida albicans está presente en pequeñas cantidades nuestro cuerpo y muy habitualmente en los bebes y es frecuente entre los individuos con un sistema inmunológico normal. Sin embargo, estas afecciones son más persistentes en diabéticos o enfermos de SIDA, en las mujeres embarazadas, pacientes con síndrome de Down, linfomas, leucemias, que toman antibióticos o corticoides o inmunosupresores o tienen enfermedades debilitantes. Estas levaduras invaden las mucosas del aparato respiratorio, digestivo y en los genitales.

¿Cuáles son las causas de la candidiasis?

  • Padecimiento de diabetes o VIH: si tu bebé presenta esta infección no significa que tenga alguna de estas enfermedades, puede deberse simplemente al exceso de humedad o las bajas defensas.
  • El embarazo: porque se producen cambios hormonales.
  • El uso de antibióticos o esteroides.
  • Recibir quimioterapia o medicamentos inmunosupresores, después de haber recibido un trasplante.
  • Problemas de salud relacionados con las defensas bajas.
  • La edad, generalmente los bebés que han llevado tratamiento con antibióticos para una infección bacteriana, los que ocasionan que haya un desequilibrio en la población bacteriana que controlan la proliferación del hongo y los ancianos que presentan defensas más débiles.

¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis?

Los síntomas varían de acuerdo a su ubicación. Dentro de las primeras son los que infectan la cavidad bucal. Esta se manifiesta con la presencia de placas blanquecinas, cremosas que toman el nombre de muguet en la parte superior de la lengua, en el interior de la mejilla, velo del paladar.

La mucosa genital es otra ubicación habitual de estas infecciones. Se presenta como un enrojecimiento y edema de los labios menores que se puede extender hacia labios mayores, periné, pliegues inguinales e interglúteo, acompañado de prurito y “quemazón”. La misma afectación puede afectar a genitales externos masculinos.

¿Cuál es el tratamiento para la candidiasis?

Según el grado de la infección y el estado general del paciente, el medico decide un tratamiento tópico o sistémico. Así tópicamente se puede emplear cremas antimicóticas, la violeta de genciana que puede utilizarse haciendo unos toques con una gasita de algodón envuelto en un palito baja lengua en la zona afectada de la boca, se aplica dos veces por día, por dos o tres días más o menos. Este tratamiento puede parecerle incomodo, por el color morado que dejará el interior de su cavidad bucal, pero es muy efectivo ya que la enfermedad desaparece rápidamente. Es importante recalcar que el pronóstico de los tratamientos es muy bueno, pero si hay factores que predisponen esta infección la enfermedad puede repetirse.

Si tu bebé tiene esta infección en la boca y está lactando, el hongo se va alojar también en tus pezones, ocasionándote un enrojecimiento y una picazón terrible, por lo que tendrás que utilizar una crema antimicótica indicada por el especialista o aplicarte la violeta de genciana, en el momento que él bebe no amamanta y luego lavarte bien los pezones para amamantarlo nuevamente y se utiliza biberones pues debes esterilizarlo bien.

En los casos de candidiasis se aloje en la colita de tu bebé, lo usual es que el médico recete una crema antimicótica y trata de mantener la mayor cantidad de tiempo posible al bebé sin pañal y, si puedes, ponle pañales que eviten el contacto de la piel de tu pequeño con la humedad.

ESCRIBE UN COMENTARIO

  1. Lucía, comentó hace 5 años:

    me parece un artículo muy interesante porque nos da a conocer todos lo síntomas de esta a enfermedad que pueden estar pasando nuestros hijos y sobre todo como tratarlo.