¿Qué son los cólicos menstruales?

Primero que nada habría que saber por qué es que dan los famosos cólicos menstruales, a qué se deben, de qué depende su intensidad, etc. Lo primero sería aclarar lo que es el ciclo menstrual o ciclo sexual femenino. Como ya se sabe, aproximadamente cada 28 días (puede ser más o puede ser menos, la duración depende de cada mujer), la mujer pasa por un proceso biológicamente muy complejo, que está directamente ligado a la reproducción. Es el proceso mediante el cual se llevan a cabo los embarazo y sin los cuales, en la naturaleza, no podría haber reproducción en la especie humana.

Todo comienza cuando un óvulo se desprende de unos órganos llamados trompas de Falopio, ubicados en la zona abdominal baja de la mujer. Cada mes, aproximadamente 14 días después del primer día de la menstruación (la menstruación, su duración y cómo se cuentan los días del ciclo menstrual se explicarán más adelante), se desprende un el óvulo de las trompas y empieza su recorrido hasta el útero de la mujer. Una vez allí, tras un recorrido largo y lento, el óvulo permanecerá unos días, buscando ser fecundado por un espermatozoide para así formar un cigoto y posteriormente, un feto, dando origen a un nuevo ser. Se discute mucho si la vida comienza desde el momento de la concepción, aunque hay que tener en cuenta que los óvulos y espermatozoides, estrictamente hablando, ya poseían vida propia, así que más bien la concepción da origen a otro ser vivo diferente, pero no a la vida como tal.

Durante este periodo en el que el óvulo viaja hasta el útero y los días que permanece allí (conocidos como días fértiles dado a la alta probabilidad de que las relaciones sexuales culminen en embarazo), el útero se cubre de una membrana que va a servir para que el óvulo se adhiera al mismo, en caso de concepción. Si el óvulo es fecundado, este se adhiere a las paredes del útero donde, idealmente, permanecerá aproximadamente 9 meses hasta que esté completamente formado. Si no es fecundado, el óvulo debe ser expulsado, lo cual inicia un proceso, en algunos casos muy doloroso, en el que unas hormonas dan la orden a los músculos que se encuentran alrededor del útero de contraerse, para facilitar la expulsión del óvulo. Así mismo, también se comienzan a desprender las paredes temporales instaladas en el útero que iban a servir para que el óvulo pudiese aferrarse y que, sin embarazo, ya no serán útiles en ese ciclo menstrual, así que también es eliminada. Esto es, generalmente, lo que produce el sangrado en los días de la menstruación, la cual suele durar unos 5 días.

Entonces, ¿Qué provoca los cólicos?

Estas contracciones de los músculos del útero, en algunos casos, llegan a ser muy violentas y pronunciadas, lo que provoca los fuertes espasmos, mejor conocidos como cólicos menstruales. Aunque un detalle a tener en cuenta es que estos dolores no deberían ser tan terriblemente incapacitantes como en algunos casos, si los dolores son realmente excesivos, se debe consultar a un especialista para saber cuál y si es que existe algún problema (típicamente se debe a un útero ligeramente desviado hacia un lado o algún desorden hormonal). Además de los espasmos musculares, también algunas mujeres suelen sentir como si les arrancasen pedazos de su cuerpo por momentos y, técnicamente, así es, ya que esa sensación suele estar relacionada al desprendimiento de las paredes del útero.

¿Cómo tratar estos síntomas incómodos?
Actualmente existen antiespasmódicos muy eficaces, con efecto analgésico que reducen considerablemente las molestias. En todo caso, no es recomendable la ingesta de aspirinas o cualquier otro agente que contenga anticoagulantes. Remedios caseros que no tendrían mayor consecuencia serían todos aquellos con efecto relajante, como sería hervir un poco de Tila y beber el agua, o cualquier otra planta similar. Desde luego, como siempre, lo principal es consultar a un profesional de la salud.

ESCRIBE UN COMENTARIO