¿Nuestro entorno puede enfermarnos?

Existen muchas enfermedades que pueden afectarnos, las mismas se pueden clasificar en transmisibles o no transmisibles. En algunas se identifica a un microorganismo, tanto bacteria, virus o parásito que ingresa a nuestro cuerpo, nos produce una infección.
En cambio, las enfermedades no transmisibles se producen por una alteración en el funcionamiento del cuerpo o por sustancias tóxicas internas que ingresan a nuestro cuerpo.
Se sabe que las sustancias del cigarro son cancerígenas demostradas por efectos en animales de investigación, el fumar predispone a tener cáncer de todos los órganos de la vía aérea especialmente los pulmones. La causa de la enfermedad procede del entorno por el acto que realizamos de fumar.
Otra situación es la celiaquia, una enfermedad en que el gluten contenido en algunos cereales de nuestra dieta produce una reacción de las células del sistema inmune produciendo una lesión del intestino. Es conocida como una enfermedad de intolerancia al gluten, motivo por el cual se lo debe eliminar completamente de la dieta, para lograr detener la enfermedad y los síntomas que produce.
La lista de enfermedades que se producen a partir de sustancias del entorno son múltiples, algunas por una conducta humana inadecuada como fumar, en cambio, también puede suceder con hábitos saludables. Prevenir enfermedades requiere conocer que sustancias del entorno nos beneficias y cuales nos perjudican para comprender que nivel de cuidado queremos asumir con nuestra salud.

ESCRIBE UN COMENTARIO