Menopausia, claves para superarla.

¿Qué es la menopausia?

Ante todo, debemos tener en cuenta que es un proceso normal por el cual todas las mujeres pasaremos tarde o temprano. No por ello debemos sentirnos mal o angustiadas ante su llegada. Muchas mujeres, llaman a la menopausia “el cambio de vida” y es que así lo sienten muchas, ya que durante ese periodo, se acaba la época reproductiva de cada mujer; en otras palabras, el fin de la menstruación y el principio de la menopausia.
Es un proceso en el cual los ovarios son protagónicos, ya que con el paso de los años, estos se van “envenjeciendo” y disminuyen  poco a poco la producción de hormonas como estrógenos y progesterona, lo que va haciendo que poco a poco tengamos mentruaciones más esporádicas, hasta que finalmente cesan.

No pasa de un día para otro, desde los primeros signos de menopausia hasta el final de la menstruación existen muchos meses e incluso años, en los que debemos adaptarnos a ese cambio por el que está pasando nuestro cuerpo.
Se sabe que el comienzo de la menopausia es rondando los 40 años aproximadamente, pero gran parte de las mujeres no se dan cuenta hasta muchos años después, ya que, aunque los ciclos menstruales empiezan a disminuir, son muy pocos los síntomas y no muy esporádicas las menstruaciones.
No siempre que aparece la menopausia  es un proceso natural.  Algunas mujeres que la presentan quizás ni siquiera han llegado a los 40 años. A veces por operaciones como extirpación de útero u ovarios, también hacen que nuestra menstruación se detenga.

¿Qué es la perimenopáusia?

Es el conjunto de procesos que atraviesa la mujer cuando está próxima a sufrir la menopausia. Generalmente, se considera este periodo unos 4 o 5 años antes de que empiecen los cambios reales, ya dentro del proceso menopáusico. Los síntomas más comunes son: calor sin razón aparente o sudores nocturnos.

¿Cómo atravesar con éxito la menopausia?

Entre la gran variedad de síntomas mentales y físicos por los que pasamos durante esta época, nos encontramos con el estrés y la depresión. Existe una clave para pasar esta etapa mejor y con más energía: El ejercicio físico.

Desde los primeros síntomas de menopausia es aconsejable que se empiece a acudir a clases de aerobics.  Además de mejorar el estado físico, y con eso, el estado de ánimo, nos mejora el sistema cardiovascular. Si no disponemos de tiempo para acudir al gimnasio, al menos intentemos hacer algo de ejercicio en casa. Con trotar un poco, o incluso bailar, sentiremos los beneficios. También podemos comprar un step y usarlo, mientras vemos la tele por ejemplo.
Podemos optar, si no nos gustan los aerobics, por otros ejercicios suaves que favorezcan los estiramientos, como pilates o yoga. Este último nos trae muchos ejercicios respiratorios y relajantes que nos vendrán muy bien para pasar la menopáusia sin contratiempos. 
Hablar abiertamente con tu ginecólogo:
Debes hablar con tu ginecólogo y expresarle todas las preguntas que tengas en cuanto a tu proceso. Eso, además de calmarte sobre posibles dudas que puedas ir teniendo, te ayudará a desterrar falsos mitos sobre la menopausia.

Contacto sexual:
Es muy importante durante esta etapa, ya que gracias a él, liberamos mucha cantidad de estrógenos.
También podemos optar por la  reflexología u homeopatía.

Dentro de la menopausia, uno de los cambios más molestos con los que tenemos que lidiar son los sofocos.
Un truco muy bueno para combatirlos, es tomar, antes de dormir, una infusión de flores de endrino o de flores de la pasión. Y sobre todo, relájate.La mayoría de las cosas que sabes sobre la menopausia, en general, son mitos que van pasando de boda en boca. ¡Infórmate! pero es importante que sepas dónde hacerlo, recuerda que mejor que tu ginecólogo, nadie. Y sobre todo, intenta disfrutar de tu paso, disfrutando cada momento. Al fin y al cabo es un proceso más de ser mujer.

Fuente foto: flickr

ESCRIBE UN COMENTARIO