La risa, una medicina muy eficaz

Aunque existe un sinnúmero de opiniones al respecto, las cuales van desde desacreditar totalmente todas o casi todas las formas de medicina alternativa que existan, hasta afirmar rotundamente que la medicina alternativa es la única o la mejor forma de recuperarse tras una enfermedad o padecimiento. De ninguna manera es recomendable sustituir algún tratamiento médico por uno de medicina alternativa, en especial porque en la mayoría de los casos, los practicantes de medicina alternativa no poseen ningún tipo de entrenamiento válido, ni estudios minuciosos, ni todos los recursos con que los profesionales de la salud cuentan. Sin embargo, hay algunos tratamientos que resultan más o menos inofensivos y que, sin cambiar uno por otro, ya que en casi todos los casos son únicamente complementarios, pueden resultar muy beneficiosos.

Uno de estos casos es la conocida risoterapia. Pero, ¿qué hay detrás de esta terapia? ¿De dónde surge la risoterapia? ¿Tiene alguna validez para la ciencia? La risoterapia simplemente se basa en asumir que un buen estado de ánimo, favorece un incremento en la calidad de vida de las personas. El objetivo es desarrollar una mejor actitud, ante uno mismo y ante los demás, fomentando la extraordinaria capacidad de desdramatizar situaciones complicadas y sobre todo, la capacidad para reírse de uno mismo. Para ello, basta con reír unos tres minutos al día, distribuidos de un minuto en un minuto por vez, a lo largo del día. La idea principal es realizar esta actividad en grupo, lo que puede ser simplemente en familia, para aprovechar la asombrosa capacidad de la risa de “contagiarse” a los demás y para que resulte más fácil el ejercicio para todos.

Esta idea de la risoterapia no es para nada nueva, ni siquiera tiene algunos siglos, sino milenios. Desde tiempos muy remotos, durante el tiempo de la antigua china, se creía que la risa era proporcional a la salud de las personas; es decir, a más risas durante el día, más salud. Incluso personajes tan prominentes como Sigmund Freud vieron un potencial extraordinario en este proceso, el cual describe Freud como “un proceso de catarsis muy eficaz para librarse de energías negativas.”

En la actualidad, se sabe que la risa es un método sumamente eficaz para mantener un nivel óptimo de las defensas del cuerpo, incluso afirmándose que la gente que ríe mucho y no tiende a alarmarse o preocuparse demasiado, tiene un nivel de cerca de la mitad por encima del promedio, lo que los hace muchísimo más resistentes a contraer alguna enfermedad en primer lugar y, por supuesto, mucho más propenso a sobrevivir enfermedades sin presentar secuelas posteriores. Además, estrictamente hablando, sin discutir la utilidad de este método, no acarrea ninguna consecuencia negativa por practicarse, ni supone un riesgo para quienes decidan darle una oportunidad.

Aunque no se puede atribuir concluyentemente a ninguna cosa algunas anomalías médicas, sigue siendo sorprendente el cada vez mayor número de personas que se reponen de enfermedades tan graves y devastadoras como lo es el cáncer, por nombrar una de ellas, de las cuales, muchos de los enfermos, atribuyen su completa recuperación no sólo exclusivamente a los medicamentos para tratarse (los cuales son ABOSOLUTAMENTE INDISPENSABLES), sino que también atribuyen su curación, en mayor o menor medida, a una buena actitud y a intentar mantener un buen sentido del humor, así como una actitud positiva, en medida de lo posible. Claro que estas son sus propios pensamientos, dicho por personas que lo han padecido, ya que nadie tendría derecho a exigir a una persona en una situación así a mantener una actitud mejor o peor, ya que sólo alguien estas condiciones podría tener derecho a opinar sobre estos temas. Lo que si es cierto, es que intentarlo no perjudica a nadie y aunque no se ha demostrado sin lugar a dudas la efectividad de este método, tampoco se ha demostrado que sea perjudicial o contraindicado para alguien, y lo que es más, no hay estudios que sugieran que no pueda ser un tratamiento eficaz para mejorar la salud o la calidad de vida de las personas.

Fuente foto: flickr

ESCRIBE UN COMENTARIO