La importancia del refrigerio escolar

La función principal del refrigerio escolar es darle al niño energías y nutrientes necesarios para su alimentación y para sobrellevar el desgaste físico y mental de la escuela. Es por ello que la prioridad la deben de tener los alimentos que le brinden nutrientes adecuados.

El refrigerio escolar es una pequeña merienda de entre unas 250  a 300 calorías. Es por ello que no debe considerarse como reemplazo de las comida principales como desayuno o almuerzo.

Como ya se ha dicho, esta merienda es importante para el niño ya que el esta actividad constante durante el día y necesita recargar energías.

La manera de hacer un buen refrigerio escolar es combinando alimentos nutritivos y que sean de su agrado. También se debe saber que lo que le enseñemos a comer a futuro será su habito alimenticio, comerá de la misma manera que se le enseña de niño.

A continuación podrá conocer que es lo que debe contener el refrigerio que le envía a su hijo. La idea es que sea nutritivo pero agradable y variado.

  1. Alimentos que proporcionen energía rápidamente, estos son carbohidratos que los puede hallar en: panes integrales, biscochos caseros, galletas sin relleno y frutos secos.
  2. Alimentos de origen animal pero que sean bajos en colesterol: Huevo en tortilla o cocido, jamones de pollo o de pavo, pechuga de pollo deshilachada o en cubos.
  3. Lácteos: quesos, leche, yogurt.
  4. Grasas vegetales: maní, pecanas, aguacate, aceitunas.
  5. Alimentos con azúcares naturales, fibra y minerales: frutas, verduras, cereales.

Con estos elementos necesarios que hemos descrito se debe preparar ingeniosamente el refrigerio. Ya que el niño preferirá la variedad, lo colorido y agradable al paladar. Se le debe de enseñar que alimentos nutritivos no es sinónimo de alimentos feos al gusto.

Por ultimo, un consejo muy útil es dejar que el niño escoja el menú que desea llevar a la escuela (con la lista de los elementos antes mencionado).

ESCRIBE UN COMENTARIO