La importancia de beber Agua mineral

El Agua no solo es la bebida fundamentalmente para cualquier ser vivo -y la a veces menos favorita- sino también la materia más fundamental para el planeta, y curiosamente también la que nos puebla por dentro en un 65% y un increíble 90% al ser recién nacidos (nunca te acostarás sin saber algo más gracias a nosotros ¿eh?)

Para unos el agua puede ser bendita, para otros una bebida “aburrida” por no tener sabores (que los tiene, hoy en día encuentras has agua con sabor a fresa, limón, o manzana) o por no ser una bebida como la CocaCola (para todas aquellas personas; que sepáis que si lo que os gusta es el gas y las burbujitas, también existe el agua con ellas!) o muchos prefieren antes una bebida alcohólica antes que el agua (que, casualmente también se llega a mezclar hasta con Whisky) Como veis, hagamos lo que hagamos, y bebamos lo que queramos beber, el agua SIEMPRE esta y estará presiente.
Agua, el misterioso caso llamado h2o. Y es que aún no se sabe de donde surgió ni porque surgió, pero ahí esta, rodeando nuestros países, cayendo del cielo, llenando nuestro cuerpo, y en las estanterías de nuestros supermercados.

El Agua mineral es sin duda la bebida más sana que podamos encontrarnos. Para los católicos purifica el alma, y para la ciencia esta demostrado que purifica nuestro cuerpo por dentro. ¿Sabíais que una persona puede resistir sin comer hasta casi 1 año, pero moriría si dejará de beber durante 5 días? …así de importante es tomar agua.

El tipo de botellas de agua mineral que podemos encontrar en cualquier supermercado varía mucho del país. Desde agua económica hasta las más caras. El agua sigue siendo agua, y la más barata igual de saludable que la más cara.

Además…

Beber agua adelgaza. ¿Verdad o mentira y leyenda urbana? MUY VERDAD.

Beber agua no adelgaza por arte de magia, pero beberla porque así liberaremos más liqúidos (además de purificar nuestro interior) sí adelgaza.
Se recomienda tomar al menos 1 litro y medio al día de agua, si son 2 pues mejor que mejor. El agua no ENGORDA, da igual que lo hagas entre comidas, o te tomas 8 litros mientras comes.
Leyendas urbanas como “beber agua mientras come engorda” son completamente falsas. El agua además de ser el liquído de la vida también ayuda en miles de cosas, desde sus propiedes diuréticas hasta
ayudar en la limpieza de nuestros riñones. Si por la mañana te tomas un vaso de agua con un poco de jugo de limón fresco (una especie de limonada) te irá mejor que mejor.

– Beber agua es indespensable mientras que hagamos ejercicios físicos tales como cardiovascuales (salir a correr haciendo footing o jogging, ejercitar en el gimnasio, etc…) y igual o incluso mucho más importante en días de extremo calor en verano, caundo salgamos a la calle por largos períodos de tiempo y nos dejemos dar por el sol. Ya a habido casos de -sobretodo personas mayores y niños- que por un golpe de calor han muerto. Cada verano ocurre. En España cada vez “se esta poniendo
más de moda” -lamentablemente-

Cualquier agua mineral es buena, desde las más baratas del supermercado que podemos encontrar por escasos 10 o 20 centimos, o las más caras. Y es que como todo en esta vida, hay distintas calidades
(o más bien marketing y caprichos)

Por ejemplo, esta agua cuesta un dineral (o más bien su diseño que hará la delicia de los más excéntricos y a los que les sobra el dinero);
“El Agua más cara del mundo” (chorradas…)

Y es que aunque bebamos agua barata, o agua derritída del mismísimo glaciar del Pole Norte, el agua será siempre igual de buena, saludable, útil y necesaria para nuestro organismo y nuestro propio bienestar.

Eso sí, un consejo extra y muy útil para todos aquellos lectores de nuestro blog de la salud que sean VIAJEROS por el mundo: MUCHO CUIDADO SI VIAJÁIS A PAÍSES ASIÁTICOS, ORIENTALES, INDÍGENAS O MUY POBRES. No bebáis agua del alcantarillado general, ni de los grifos de hoteles ni mucho menos “lugares extraños”. Comprad siempre botellines de agua y aseguraros de que ESTÁN SIN ABRIR, y esto es porque muchos utilizan botellines viejos y los rellenan para así ganar dinero extra a costa de los turistas (y a costa de nuestra propia salud pudiendo contraer enfermedades infecciosas y bacterias llegando a ser incluso mortales)

ESCRIBE UN COMENTARIO