La aspirina, verdades que debemos saber

La aspirina como tal, se comenzó a comercializar por el año 1899 tras describir sus beneficios para el cuerpo humano; el mérito fue para los laboratorios Bayer. Sin embargo, las bondades de esa familia de medicamentos ya se conocían, según ciertas fuentes, hacia el siglo V a. C, por el célebre griego Hipócrates, padre de la medicina actual. Dicho principio activo provenía de la corteza del sauce blanco y era frecuentemente utilizado para disminuir eficazmente la fiebre y algunos dolores leves (es decir, era un potente antipirético).

El ácido acetilsalicílico es obtenido hoy en día mediante síntesis, a base de algunas reacciones químicas, de las que se deben producir suficientes para cubrir la alta demanda de este medicamento, de las cuales se ingieren cerca de 100 millones de aspirinaspor cada día.

1.-Se dice que la aspirina ha sido utilizada incluso para prevenir infartos. Si se comienzan a sentir los típicos síntomas de un infarto, tales como: hormigueo o adormecimiento del brazo izquierdo, dolor agudo en el pecho, etc., se puede tomar una aspirina, recostarse y levantar un poco las piernas (unos 20 centímetros, con una almohada o similar) para favorecer la circulación. Eso si, después de llamar a profesionales de la salud para recibir ayuda inmediatamente. VERDAD

La aspirina tiene la capacidad de funcionar como antiagregante de plaquetas, lo que quiere decir que evita en gran medida que se acumulen las plaquetas de la sangre, lo que puede prevenir en gran medida los infartos, ya sean cerebrales o cardiacos. De hecho, es utilizada ampliamente en personas que han sufrido un infarto posteriormente, para prevenir uno en el futuro.

2.-Se ha discutido el daño que puede producir el ácido acetilsalicílico al estómago, los cuales pueden provocar padecimientos graves como úlceras y gastritis.  VERDAD

El abuso en el consumo de aspirinas puede provocar una fuerte irritación al estómago, lo que puede provocar úlceras y padecimientos relacionados con el sistema digestivo. Sin embargo, si se consume la presentación más común, la cual contiene una capa protectora que reduce en gran medida el riesgo de padecer los efectos secundarios de la aspirina, existe probabilidad significativamente más baja de que se presenten problemas en el sistema digestivo.

3.- Las aspirinas no son recomendables para niños menores de 14 años. VERDAD
Se ha concluido que algunos menores (14 años o menos) pueden contraer una enfermedad conocida como Síndrome de Reye, el cual puede provocar algunas secuelas graves en el sistema nervioso de algunas personas. La aspirina aumenta la posibilidad de padecer este síndrome.

4.-Las aspirinas sirven para aliviar un sinnúmero de dolores en diversas zonas del cuerpo, que pueden ir desde leves a moderados. VERDAD

La aspirina es un fuerte analgésico, utilizado mundialmente para aliviar un sinnúmero de síntomas, los cuales van desde dolores de cabeza leves a fuertes, migrañas leves, dolor en las encías, cólicos, etc. Además, no produce adicción ni muchos de los inconvenientes que analgésicos más fuertes pueden llegar a producir.

Sin lugar a dudas, la aspirina, aunque supone algunos riesgos (como casi todos los medicamentos), conlleva una serie de beneficios que ampliamente superan a los anteriores. Existen datos que sugieren que el extracto obtenido del sauce blanco o Salix alba, por su nombre en latín, era utilizado desde la primer civilización conocida, la de los antiguos egipcios. Desde 1828 se logró aislar el principio activo de la corteza del sauce blanco, por Johan Buchner, quien logró aislar satisfactoriamente una sustancia de sabor amargo y color amarillento, después de que varios intentos fallidos tuvieran lugar en Italia un par de años antes, pero donde no se logró aislar la sustancia con un grado aceptable de pureza.

ESCRIBE UN COMENTARIO