Estar en números rojos

En estos tiempos que corren, con esta situación económica tan mala, tan penosa, tan difícil y tan complicada es muy común escuchar y por desgracia, la expresión de “estar en números rojos”.

Como ya se sabe a grandes rasgos y generalmente, para expresar peligro siempre se recurre al color rojo. Ya comentamos la bandera roja (en playas) y así con otras situaciones que sugieren peligro.

En el caso de las finanzas no podría ser de otra manera… el rojo significa peligro, cautela, mal augurio.

En el tema de las deudas se le aplica números rojos.

Números rojos

La pérdida económica en una empresa se conoce comúnmente como “Estar en Números Rojos”.

¿De dónde viene esa expresión? , ¿Alguna vez alguien se lo ha preguntado?

La expresión en números rojos proviene de muchos años atrás, cuando unos contables procedentes de Italia utilizaban la tinta de color rojo para indicar las deudas y en cambio para los haberes, la tinta de color negro.

Por lo tanto, de ahí viene esa expresión cuando en el banco un cliente debe dinero al banco, sus fianzas están en negativo, o tiene cualquier duda. Se emplea en color rojo cualquier número al descubierto.

Esta situación siempre aparece en una cartilla de ahorro, en una libreta de ahorro, una cuenta corriente… siempre en una cuenta con un número menos a cero o por supuesto negativo.

Siempre cabe la posibilidad de que el banco pague esa deuda en concepto de adelanto, pero siempre sale más caro al cliente, ya que deberá pagar unas comisiones. Generalmente sale del apuro, pero termina pagando más dinero. Las comisiones siempre son por adelantar el dinero cuando era negativo en cuenta, por adelantar un crédito y tener que pagar un crédito anual, comisiones por cualquier deuda, etc.

ESCRIBE UN COMENTARIO