El Asma: causas, síntomas y consecuencias.

El asma es un problema muy grave ya que hace que las vías respiratorias se hinchen haciéndose más estrechas. Esto lleva a que se presenten síntomas como: tos, dificultad para respirar o una opresión en el pecho, entre otras. Cuando a alguien se le presenta un ataque de asma lo que esta ocurriendo es que,  los músculos que están rodeando las vías respiratorias, están en tensión por lo que el revestimiento de estas, se termina inflamando.

En personas que son muy sensibles, estos ataques de asma pueden ser causados por alérgenos. Entre las personas que no lo son tanto, el asma puede desencadenarse por:

  • Animales (caspa o pelaje de mascotas)
  • Polvo
  • Cambios en el clima (con mayor frecuencia clima frío)
  • Químicos en el aire o en los alimentos
  • Ejercicio
  • Moho
  • Polen
  • Infecciones respiratorias, como el resfriado común
  • Emociones fuertes (estrés)
  • Humo del tabaco
  • La aspirina

La mayoría de las personas que sufren asma, no tienen ataques todos los días, ni se sabe cuando le darán. Algunas, incluso están largos periodos sin sufrirlas.

Existen  pacientes que  tienen dificultad durante un largo periodo de tiempo para respirar, con episodios de aumento de la falta de aliento. Esto puede ser causado por las sibilancias o una tos.

Los ataques de asma son muy variados y pueden durar de minutos a días, e incluso pueden llegar a  volverse peligrosos, si se restringe el flujo de aire de manera importante.

Los síntomas son:

  • Tos, con o sin flemas
  • Retracción de la piel entre las costillas al respirar
  • Dificultad para respirar y empeoramiento después de hacer ejercicio

Debemos tener en cuenta con los ataques de asma que:

  • suelen aparecer en episodios con períodos intermedios en los que no se ven síntomas
  • suele empeorar por la noche o en las primeras horas de la mañana
  • pueden desaparecer de repente, sin ninguna razón
  • mejoran cuando se utilizan medicamentos que dilatan las vías respiratorias, es decir, broncodilatadores
  • suele ser peor al inhalar aire frío
  • empeoran con el ejercicio
  • empeoran con la acidez gástrica (reflujo)
  • por lo general comienzan de repente

Si en algún momento, vemos que la persona que está sufriendo el ataque de asma empieza a ponerse con somnolencia, con poco nivel de lucidez, los labios o la cara empieza a ponerse de color azul, su pulso de acelera, tiene dificultad para respirar o sudoración extrema, debe acudir con esta persona al médico lo antes posible.

El tratamiento que recibirá, permitirá que las vías respiratorias no se inflamen. El médico, calmará el ataque de asma del paciente, pero este tendrá que estar controlado varias veces al día.

Una vez que se le diagnostique asma a la persona, esta deberá tener más cuidado antes de realizar una actividad física, ya que tendrá que usar inhaladores antes de practicar deporte  o desde que note que puede empezar una crisis asmática.

Los inhaladores, son broquiodilatadores de acción rápida, tales como el ventolín.

Otro tratamiento, son los asteroides orales, más conocidos como corticoides. Es una segunda opción, si con los inhaladores el ataque de asma no cesa , el paciente deberá tomarse una de estas pastillas.

No existe una cura aún para el asma y en mucha gente, desaparece con el tiempo, sobre todo si los ataques de asma le dan cuando son pequeños.

Las complicaciones del asma para el paciente, a largo plazo no son agradables. Entre ellas se encuentran:

  • La incapacidad para realizar algunos ejercicios
  • Falta de sueño, debido a que los ataques se acentúan más por la noche
  • Tos
  • Tener que vivir siempre pendiente de un inhalador.
  • En casos extremos, se conocen algunos casos de muerte.

ESCRIBE UN COMENTARIO