Deporte muy provechoso "Jogging"

Lo practican todos: jóvenes y viejos, mujeres y hombres, abogados y cargadores de muelle. Pocas otras actividades deportivas han experimentado un “boom” mayor que el jogging. Buena parte de la popularidad de este deporte ejercicio se debe a la reacción de la medicina oficial que ha visto en el correr una especie de cura de todos los males. Y aquí hay que decir que no siempre se ha enfocado el jogging como debiera.

Tomando el jogging con responsabilidad

Con tanto hablar de sus ventajas se ha llegado hasta el punto de ocultar sus peligros. Que los tiene. El más grande es, sin duda, iniciar este ejercicio sin haber consultado antes con el doctor. Algo imprescindible si es que se quieren evitar serios peligros, ocasionados a veces por la imprudencia o por el exceso. Correr es, sí, un gran ejercicio que, realizado de un modo justo, ocasiona beneficios tales como una mayor fortaleza cardíaca, fortalecimiento de los músculos, menos arteriosclerosis, etc.

Pero hay que hacerlo de un modo progresivo. Uno de los errores que se cometen con más frecuencia es el de tratar de mantenerse al nivel de los que han practicado el jogging por meses. Suele suceder cuando se corre al principio al lado de amigos que lo han estado haciendo desde tiempo atrás. El gusanito del orgullo y de un machismo mal entendido lleva a realizar un esfuerzo sobrehumano.

A ello se han debido buena parte de las muertes que han sucedido. Por eso, jogging sí. Pero siempre practicarlo después de consultar al médico. Y no tratar de matarse el primer día.

Desgraciadamente, son bastantes quienes lo han conseguido con el jogging, porque se fiaron sólo de las ventajas de un ejercicio que también tiene sus peligros.

En conclusión se puede decir. “Es mejor prevenir que lamentar”

ESCRIBE UN COMENTARIO