Definición de los Edemas cerebrales

El cerebro se encuentra protegido dentro del cráneo no solo por los huesos colindantes sino también por todo un sistema de tejidos llamados meninges y un líquido que una capa de ellas genera llamado Líquido Céfalo-raquídeo.

La generación de líquido anormal en alguna de estos sitios de la cavidad craneal puede sugiere una posible infección, un traumatismo o un tumor.

La presión que este genera puede contribuir a que las circunvoluciones propias del cerebro queden aplanadas, las neuronas aplastadas y con ello la pérdida o dificultad en ciertas funciones de esa zona cerebral.

Existe tres tipos de edemas:

Vasogénico: el líquido proviene del espacio intercelular provocado por la imperfección, rotura o problemas genéticos en el aparato vascular. Como también en la barrera hematoencefálica.

Citotóxico: El agua se acumula dentro de las células nerviosas produciendo una tumefacción. Sus causas pueden ser metabólica o tóxica. Se produce entonces una falla en la bomba ATP sódica situada en la membrana plasmática de las células.

Intersticial: El líquido céfalo-raquídeo induce a la salida del líquido desde los ventrículos hasta el espacio intercelular generando acumulación. Esto se debe al aumento de presión del líquido sobre el cerebro.

Los tratamientos incluyen drenaje, diuréticos, glucocorticoides y cirugía.

ESCRIBE UN COMENTARIO