Declarando la guerra al colesterol

Definición

El colesterol se puede definir como un alcohol que forma parte de todas las grasas en los seres humanos y animales.

El problema del colesterol se da cuando sus niveles aumentan en el flujo sanguíneo causando la hipercolesterolemia. Esto también puede ayudar a desarrollar la arterioesclerosis.

Arterioesclerosis

En esta enfermedad el colesterol suele depositarse y pegarse en las paredes de las arterias, reduciendo poco a poco su diámetro y dificultando el flujo normal de las sangre.

No todo es malo en el colesterol

Según algunos especialistas el colesterol tiene sus lados positivos y negativos. Y ya no hay que convertirle en culpable de una de las principales causas de mortalidad en los países occidentales, con la tan temida  arteriosclerosis, o sea, la obstrucción de las arterias por sustancias lipoideas.

En opinión de varios entendidos en el tema, en muchos casos, un porcentaje alto de colesterol no tiene por qué acarrear especiales peligros cardiovasculares. Algunas teorías explican afirmando que el colesterol que puede acarrear problemas no es el que circula por los vasos sanguíneos, sino el que se queda fijado en la pared de las arterias y, en consecuencia, produce arteriosclerosis. Hay, pues, un “colesterol bueno” y un “colesterol malo”.

El primero es pues conducido por unos agentes transportadores hasta el hígado y allí depurado. Por lo tanto, siempre, es fundamental aumentar estos agentes transportadores.

¿Cómo?

Curiosamente y tras realizar varios experimentos, se ha llegado a la conclusión, publicada en algunos medios de comunicación que en el alcohol esos agentes son más numerosos.

Un consumo moderado de alcohol (uno o dos vasos diarios), podría ir acompañado de una disminución del número de ataques cardíacos, aunque el alcohol pueda acrecentar la tasa de mortalidad por otras causas. En la alimentación se permite comer en mayor cantidad, sobre todo plátanos y aguacates.

ESCRIBE UN COMENTARIO