Consejos para prevenir y tratar la caspa

La caspa (Pityriasis Simplex o Furfuracea) se define como la formación de costras de piel reseca y muerta en el cuero cabelludo de forma excesiva. Si bien la resequedad y muerte de la piel del cuero cabelludo se da de forma natural y normal en las personas, algunas debido a diversos factores experimentan esta situación de forma excesiva, acompañadas de irritación y enrojecimiento de la zona afectada.

¿Que causa la caspa?

La caspa se suele originarse al entrar en la etapa de pubertad, por el hecho que  en esta etapa las glándulas sudoríparas de la piel están más activas(es por ello que si un niño tiene signos de caspa sería necesario llevarlo a un dermatólogo). Entre otras causas naturales, en la pubertad el organismo empieza a producir testosterona, lo que tiene efecto en la producción del sebo o grasa natural del cuero cabelludo, que la piel usa para protegerse. Una alteración de la producción de esta grasa natural puede deriva en la aparición de caspa.

Consejos para prevenir y tratar la caspa

Una causa externa es la presencia de un organismo llamado Malassezia, que convive con el sebo del cuero cabelludo. Este hongo (natural del cuero cabelludo) produce acido oleico que la ser depositado en nuestro cuero cabelludo irita la zona y produce que se genere más capas de piel muerta ocasionando caspa

A continuación le daremos unos consejos prácticos para evitar la caspa.

Si bien existe la creencia de que al lavarse el cabello con champús estos resecan el cuero cabelludo y propician la aparición de caspa. Esta idea es errada. El lavado constante del cabello elimina la piel muerta y evita la acumulación de estas costras de piel reseca. Se aconseja el uso de champús con compuestos anti-caspas que

Una dieta saludable ayuda a prevenir la caspa, sobre todo consumir zinc, ácidos grasos, Omega-3 y vitamina B. evite el exceso de azúcar.

Evita el uso constante de productos para el cabello como lacas, cremas de peinar y geles, estos usados sin medida pueden causar la resequedad de la piel, incluso reacciones alérgica.

Por último si el problema persiste, no recura a ingredientes caseros, es mejor acudir directamente a un especialista. Un dermatólogo en este caso, que le ayudara a seguir un tratamiento adecuado.

ESCRIBE UN COMENTARIO