Catarro, cosas que debemos saber

El catarro es una obstrucción nasal que conlleva tener un considerable aumento de moco y algo de tos. Suele aparecer sobre todo en invierno, y sobre todo a los niños más pequeños. De eso, viene que se es llame cariñosamente “mocosos”
Este tipo de afección también se llama “infección respiratoria alta” o “catarro de vías altas” es cuando se inflama la mucosa que cubre las vías respiratorias, desde la nariz hasta los bronquios. Según el que más predomine se dirá que se tiene una rinitis (moco nasal), una faringitis (dolor de garganta), una laringitis (tos ronca) o una bronquitis (tos y ruidos respiratorios). Muchas veces puede venir acompañada de fiebre.
El catarro es una de las causas más frecuentes por las que se visita al pediatra.
Si no se empeoran, se curan solos sin necesidad de grandes cuidados y no dejan ningún problema secundario.

La principal causa de que  los catarros  nos afecten son en culpa de un virus que nos invade. Pero no es sólo uno, hay más de 200 virus que no dan catarro. Los más frecuentes son los rinovirus.
Esto se contagia por medio de  secreciones de las vías respiratorias que expulsamos por medio de tos y estornudos. Pueden entrar sin ningún problema por la boca, la nariz o incluso por los ojos, esto lo hacen por una la fina mucosa que hay en ellos. También se puede pasar por que el virus se queda en la manos, ya sea por que tocamos algo infectado o nos llevamos las manos a la nariz al estornudar.
Entre niños pequeños, el contagio se hace extremadamente fácil, al compartir objetos y juguetes que se meten en la boca, se tocan entre ellos con las manos en la cara.

Cuando el catarro viene acompañado de fiebre, la fiebre suele estar durante 4 o 5 días y luego desaparece. Los síntomas nasales y de garganta van desapareciendo a la semana más o menos. Sin embargo la tos, se queda al menos 15 días, convirtiéndose en tos seca.
La mucosidad que tengamos durante esos días también irá cambiando a medida que vamos mejorando. Los primeros días, notaremos que es como agua, que gotea constantemente, a los pocos días se empezará a espesar y se volverá mucosidad blanca. Por último se vuelven amarillos e incluso verdosos.  Esto, se va solo,Sin ningún medicamento aparte que tengamos que tomar. Durante los primeros días, se congestionará la nariz pero con una simples gotas de suero nasal se soluciona.

¿Cómo se trata el catarro?

Cuando sufrimos un catarro, lo que queremos es aliviar los síntomas en lo que se va pasando sin que haya menos problema. Un catarro no se puede curar con medicamentos, se cura con el paso de los días, los tomamos para que la enfermedad no interfiera en nuestro día a día. Lo normal es que se curen de forma espontánea. Ni siquiera hace falta que tomemos antibióticos, ya que no son necesarios y en a la mayoría de los casos dañan el estómago.
Sólo los analgésicos-antitérmicos y muy esporádico durante el catarro, sirven para aliviar los síntomas.

A día de hoy tampoco existe una vacuna 100% eficaz. No se puede ofrecer una vacuna ya que son un sin fin de virus los que provocan esta enfermedad. Si queremos prevenir de forma más eficaz aunque un poco más difícil, es no acercarnos a personas que estén acatarradas, muchas personas incluso salen con mascarillas a la calle. También se deben lavar las manos las máximas veces posibles.

Si además de catarro, al pequeño le da fiebre, dolor de oidos o se le nota muy decaído, hay que acudir al médico de inmediato.

ESCRIBE UN COMENTARIO